Elementos que componen un sistema de alarma

Descubre cómo es un sistema de alarma a nivel interno y qué elementos lo componen

Como viene siendo habitual, en este rincón de nuestra web intentamos aportar información que sea de utilidad para que, entre todos, podamos sentirnos más seguros. Esto requiere, en muchas ocasiones, de información y conocimiento sobre las opciones para proteger nuestro hogar o empresa. En esta ocasión queremos repasar el listado de elementos que pueden formar parte de un sistema de alarma.

Un sistema de alarma es un elemento de seguridad pasiva con función disuasoria, lo que supone que no evita una situación anormal, pero sí advierte de ella. Esta advertencia ofrece una gran ventaja contra los robos porque es capaz de reducir los tiempos de actuación ante cualquier intrusión. Una vez que se activa la alarma, esta puede realizar acciones de forma automática, como pasar aviso a través de un mensaje de texto o incluso cerrar las puertas del bien a proteger.

Elementos sistemas de alarma

Tanto en poblaciones más reducidas como Gondomar, Nigrán, Baiona, Poio, Ponteareas… como en grandes ciudades como Vigo o Pontevedra es cada vez más habitual y recomendable disponer de un sistema de alarma. Al final, el contratar una alarma para tu hogar o negocio, se trata de estar seguro, protegido y tranquilo independientemente de si tienes tu negocio en la gran ciudad o vives en un pequeño pueblo.

Todos hemos visto noticias de robos, asaltos en diferentes escenarios. Casas aisladas, pisos en grandes comunidades, oficinas en bajos o negocios céntricos que son victimas de los amigos de lo ajeno. Lo que todos tenemos claro es que, en una gran cantidad de ocasiones, un buen sistema de alarma podría haber evitado o reducido enormemente estas situaciones. Por ejemplo, contratar un sistema de alarma en Vigo es mucho más económico (en términos de dinero, tiempo y calidad de vida) que los desperfectos a los que te puedes enfrentar si te llegas a encontrar en cualquiera de las situaciones que os hemos mencionado.

Nos hemos encontrado en ocasiones que, por falta de conocimiento o de información sobre los elementos que pueden ayudar a proteger nuestras instalaciones, se han provisionado sistemas de alarma incompletos o ineficientes por falta de asesoramiento por parte de la empresa encargada de la instalación.

En Equipamiento y Seguridad nos encargamos de que esto no suceda pero, si te encuentras en una situación similar o estás valorando el instalar un nuevo sistema de alarma, siempre es bueno conocer qué puedes necesitar de antemano y de qué elementos puedes prescindir.

Elementos sistemas de alarma

Panel de control: el cerebro

Es el «cerebro» del sistema de alarma. Es la parte central y la encargada de recibir las señales de los demás elementos, tomar decisión y comunicarse con la central receptora.

Está compuesta por un procesador, una placa base, memoria y, en función del modelo, puede contener un teclado, sistemas de identificación biométricos… Se alimenta a través de corriente eléctrica pero, además, dispone de una batería integrada que actuará en caso de que exista un corte de corriente.

En función del modelo y las características necesarias, la centralita puede almacenar información para posterior análisis, activar o desactivar ciertas zonas de la vivienda o empresa, permitir programación de horarios, retardos en alertas… y un sinfín de opciones que se pueden adaptar a las necesidades de cada local.

Fuentes de energía: el corazón

Poco podemos hacer con un sistema de alarma si éste no está encendido. La alimentación de los diferentes dispositivos y panel de control es fundamental para un correcto funcionamiento del sistema.

Además, en ocasiones, el disponer de un buen sistema de alimentación evitará el deterioro de los elementos del sistema de alarma al ser capaz de absorber picos de tensión, fallos de alimentación… y emitir una fuente de corriente estable y filtrada. En muchas ocasiones éstos elementos disponen de SAIs integrados (sistemas de alimentación ininterrumpida) para poder funcionar durante un período de tiempo más o menos largo (en función de la capacidad de la batería y los elementos conectados) si existe peligro de sabotaje por parte de los intrusos o si hay fallos en el sistema general de la red eléctrica.

Sistemas de detección y monitorización: los ojos

Aquí es dónde podemos encontrar más desinformación y dudas. Es cierto que elementos como los detectores de incendios, de apertura de puertas y ventanas o los detectores de movimiento son los más populares y reconocidos pero hay un sinfín de componentes más. No vamos a tratarlos todos en detalle en esta entrada (si tenéis dudas o necesitáis alguna aclaración dejadnos un comentario o enviadnos un formulario de contacto y estaremos encantados de responderos) pero sí queremos mencionar los que pueden ser de más utilidad.

  • Detectores de movimiento: Son sensores que captan cualquier variación de temperatura y/o movimiento. Es la forma más eficaz de detectar cuando un intruso accede a una habitación protegida. Existen detectores que disponen de cámaras integradas que pueden facilitar la grabación de lo que ha provocado su activación.
  • Barreras de infrarrojos: Son sistemas utilizados principalmente para detección perimetral, de patios, fincas, jardines,.. etc.  Funcionan creando, con varios haces de rayos infrarrojos, una “valla” electrónica invisible de forma que cuando se interrumpe informa a la centralita de una posible intrusión.
  • Contactos magnéticos: Éstos son usados principalemente para detección de la apertura de puertas y ventanas. Actúan similar a un «botón» (salvando las distancias). Si la ventana está cerrada, el botón está cerrado, si está abierta el botón se abre y dispara una alerta en la centralita.
  • Detectores de impacto/vibración/sísmicos/inerciales: Éstos detectores están, principalmente, compuestos por una lámina aislada que ante cualquier vibración hace saltar una alerta en la central receptora. Pueden ser muy útiles o un problema dependiendo de dónde y cómo se coloquen.
  • Detectores de rotura de vidrio: Aunque existen varias clases y tipos, éstos sensores detectan cuando un cristal se rompe (previsiblemente para el acceso al local).
  • Detectores lapa: Éstos están indicados para la detección de intentos de forzado de una caja fuerte. Detectan cambios de temperatura o movimientos.
  • Detectores de humo: Poco se puede decir de éstos detectores que no se sepa ya… o no se haya visto en alguna película. Simplemente detectan humo para alertar de un posible incendio (o inicio de uno).
  • Detector hombre muerto (caídas) : Este elemento puede resultar útil cuando no sólamente estamos protegiendo un hogar sino a quién está en él. Detectan caídas de quien lo lleva puesto. Algo similar a nuestro MIMOV pero conectado a la central de alarma.

Elementos de alerta: la voz

Todo componente encargado de dar la señal de alarma entra en esta categoría. Los elementos de alerta más conocidos son las sirenas y las señales silenciosas de aviso a policía. Una vez los sistemas de detección y monitorización provocan un «evento» o «alerta», la centralita lo procesa y actúa en consecuencia.

Podríamos englobar aquí dos grandes bloques: los elementos disuasorios y los elementos de protección activa.

  • Elementos disuasorios: Son aquellos cuya función es la de informar al intruso de que el inmueble está protegido. Elementos como sirenas exteriores, luces o carteles de información sobre la instalación de un sistema de seguridad entrarían en esta definición.
  • Elementos de protección activa: Aquí la principal función sería la de proteger el hogar o la empresa directamente. Enmarcamos aquí los sistemas de niebla, sistemas de alerta a policía y bomberos o sistemas de cámaras de seguridad y grabación (activadas o no automáticamente ante la detección de intruso).

¿Qué sistema de alarma recomendamos?

Ahora que ya hemos visto todos los elementos que componen un sistema de alarma, toca decidir qué sistema se adapta mejor a nuestras necesidades. Esta pregunta no tiene una respuesta concreta y concisa. Los sistemas actuales son tan sencillos o complejos como las necesidades y situaciones de cada negocio u hogar. En nuestro caso nos gusta analizar cada situación y aconsejar a nuestros clientes desde el conocimiento de que somos una empresa local, que tiene más de 30 años de experiencia y que podemos responder en tiempos muy inferiores… porque somos «los de aquí«, «los de siempre«.

De todas formas, para que podáis haceros una idea os dejamos una lista de consejos que hemos dado en otras ocasiones:

Y estos no son todos… todavía hay más opciones y combinaciones. Tenéis mucha más información como ya sabéis en nuestras recomendaciones.

¿Pongo una alarma y me olvido?

Aquí es donde realmente creemos que un buen sistema de alarma destaca. No nos referimos únicamente a la tecnología aplicada en la alarma, sistemas de detección o materiales de los mismos, nos estamos refiriendo al equipo detrás de la misma. En estos casos es muy importante la rápida respuesta, la confiabilidad de un equipo profesional y con experiencia en caso de percance o la tranquilidad de un respaldo fiable, duradero y cercano.

Así que ya prácticamente tenemos una foto completa de elementos que componen un sistema de alarma. Si todavía tenéis alguna duda o necesitáis ayuda para decidir qué componentes usar, dónde usarlos, si hay alguno más que se adapte a una situación concreta…. llamadnos o escribidnos sin ningún compromiso. Nuestros técnicos especialistas os explicarán qué composición de sistema de alarma se adapta mejor a vuestras necesidades.

Volver arriba
WordPress Lightbox

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al hacer clic en "Aceptar", autorizas el uso de cookies en nuestro sitio web. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar