¿Cómo es un sistema de alarma por dentro?

Descubre cómo es un sistema de alarma a nivel interno y qué elementos lo componen

cómo es un sistema de alarma

Un sistema de alarma es un elemento de seguridad pasiva con función disuasoria, lo que supone que no evita una situación anormal, pero sí advierte de ella. Esta advertencia ofrece una gran ventaja contra los robos porque es capaz de reducir los tiempos de actuación ante cualquier intrusión.

Una vez que se activa la alarma, esta puede realizar acciones de forma automática, como pasar aviso a través de un mensaje de texto o incluso cerrar las puertas del bien a proteger.

La alarma dispone de conexiones de entrada para los diferentes tipos de detectores, así como conexiones de salida, que sirven para activar otros dispositivos. En caso de que no exista esta conexión de salida, las acciones tendría que realizarlas, de forma manual, un operador.

En la actualidad, los servicios más comunes de monitoreo se realizan a través de Internet. Esto permite derivar directamente las señales a smartphones, tabletas o portátiles conectados. Esto permite avisar automáticamente a los titulares de los servicios, al personal técnico e incluso a las fuerzas de seguridad.

Los elementos que componen el sistema de alarma son:

  • Central procesadora: es la CPU del sistema que alberga la placa base, la fuente y la memoria central.
  • Teclado: es la parte más visible de la alarma y se encarga de armar y desarmar el sistema.
  • Sirena exterior: su uso es opcional y, el ciertas ocasiones, está desaconsejado. Dispone de autonomía propia.
  • Sirena interior: alerta de manera local en el domicilio protegido y su uso es obligatorio según la normativa europea.
  • Detector de movimiento: disparan la alarma después de detectar cambios de temperatura y movimiento.
  • Contactos magnéticos: sirven para detectar el contacto en puertas y ventanas.
  • Sensores inerciales o sísmicos: se colocan en cajas fuertes, puertas o paredes para detectar un intento de apertura.
  • Detectores de rotura de cristales: son detectores microfónicos y se activan al detectar la frecuencia aguda del sonido de la rotura de un cristal.
  • Barreras infrarrojas: dispáraran una señal a la central en cuanto se interrumpe la línea de visión. Su uso está recomendado como sustituto a verjas o vallas permitrales
  • Lapa: es un detector termovelocimétirco que se adhiere a las cajas fuertes para advertir sobre un posible butrón.
  • Detector de personas caídas (hombre muerto): es un elemento inalámbrico que permite detectar el desvanecimiento de una persona.

Las revisiones:

Según la legislación vigente, todos los sistemas de alarma conectados con una central tendrán que realizar revisiones preventivas con carácter trimestral. En Equipamiento y seguridad, hacemos además un mantenimiento correctivo gracias a un servicio técnico que funciona las 24 horas. Realizamos una asistencia personalizada en las instalaciones del cliente en un tiempo máximo de 8 horas para localizar y calificar la incidencia. Además, nos comprometemos a resolverla en un plazo máximo de 36 horas y, en caso de avería de un equipo instalado, realizamos la sustitución del mismo, por un equipo nuevo o de reposición.

Equipamiento y seguridad:

Si quieres instalar un sistema de alarma, no dudes en llamarnos. Te asesoramos, sin compromiso, sobre el sistema que mejor se adecúe a tus necesidades:

  • 986 29 37 39
  • eys@equipamientoyseguridad
Volver arriba
WordPress Lightbox

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al hacer clic en "Aceptar", autorizas el uso de cookies en nuestro sitio web. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar